//Carillas dentales para una sonrisa perfecta

Carillas dentales para una sonrisa perfecta

Carillas de porcelana y composite

En los últimos años se ha producido un incremento de la demanda de tratamientos de estética dental. Lucir una bonita sonrisa es mucho más que una cuestión estética, como ya hemos indicado en otros artículos de este blog de la clínicas dentales en A Coruña, Galicia Dental. Unos dientes mal alineados, estropeados, de color oscuro, suponen un problema estético, pero también un problema de autoestima y pueden llegar a determinar nuestras relaciones sociales e incluso profesionales. En este contexto, cada vez son más los pacientes que acuden a nuestras clínicas dentales preguntando sobre los tratamientos dentales con carillas de porcelana y composite.

El objetivo que se persigue con las carillas de porcelana y composite es únicamente estético, lo que se va a conseguir es mejorar la sonrisa del paciente y, por tanto, la estética facial, con toda la repercusión que ello supone para el bienestar social y psicológico del paciente. Aunque como veremos a lo largo de esta entrada, las carillas dentales, siempre que se sigan los consejos de los profesionales, también presentan algunos beneficios para la salud oral.

¿Qué son las carillas dentales?

Se trata de finísimas láminas de no más de 0,5 milímetros de espesor que se colocan sobre los dientes con una mínima preparación de los mismos. Su colocación debe ser realizada por odontólogos profesionales, ya que, por ejemplo, deben colocarse un poco alejadas de la encía para evitar la retracción de las mismas.

La colocación de carillas de porcelana y composite es un tratamiento que genera un nivel elevado de satisfacción en el paciente, ya que en poco tiempo, éste podrá sonreír con total confianza.

Ventajas de las carillas dentales

  • Permiten cambiar la forma de los dientes, su color e incluso su posición.
  • Es un tratamiento poco invasivo, no es necesario modificar excesivamente la forma original del diente del paciente. Las carillas se ajustan perfectamente, y con fuerza, al diente cuyo aspecto se quiere modificar, por lo que no requieren de grandes alteraciones del tejido dentario.
  • Se trata de un tratamiento duradero, ya que se mantiene durante mucho tiempo el color, brillo y aspecto que tenían cuando se colocaron, siempre y cuando se sigan los consejos del dentista.
  • Una vez ha cementado las carillas, el paciente puede comer y hablar con normalidad, por lo que el proceso de adaptación tras el tratamiento es mínimo.
  • No suele existir rechazo y su colocación está indicada en todo tipo de bocas.
  • No retienen placa bacteriana, cosa que ayuda a mantener una salud dental óptima.  Pero insistimos en que esto será así si el paciente siga los consejos e indicaciones del dentista y de su higienista dental en cuanto a su higiene bucal.

Si crees que necesitas este tratamiento, te invitamos a ponerte en contacto con nuestros especialistas para que te expliquen todas las característica de las  carillas dentales y cómo se realiza el tratamiento paso a paso.

2017-09-21T10:32:12+00:00 septiembre 21st, 2017|Etiquetas: |