//¿Bacterias en los cepillos de dientes?

¿Bacterias en los cepillos de dientes?

En un cepillo dental pueden habitar más de 10 millones de bacterias. La misma cantidad que en una escobilla para limpiar el inodoro. Por ello es conveniente protegerse uno mismo y al resto de la familia de contagios mutuos.

Por ejemplo, después de una gripe o una infección de la garganta por estreptococo, las colonias de esta bacteria pueden permanecer en el cepillo de dientes el tiempo suficiente para volvernos a infectar. Aún después de haber ingerido un ciclo de penicilina para tratar la infección. También por el contacto con otros cepillos “vecinos” la infección se puede extender a otros miembros de la familia.

El riesgo puede aminorarse gracias a que la pasta dentífrica puede contener componentes antibacterianos. Aún así, es recomendable renovar el cepillo de dientes una vez superada la enfermedad.

Esperamos que esta indicación te ayude a ser más consciente de la importancia de cuidar el cepillo dental. Para ayudarte te ofrecemos una serie de recomendaciones útiles:

¿Como puedo cuidar mi cepillo dental?

Para mantener tu cepillo dental y su salud, asegúrate que éste se seca entre un uso y otro. Los cepillos dentales pueden cultivar gérmenes, hongos y bacterias, los cuales pueden aumentar con el tiempo. Después de usar el cepillo, sacúdelo con fuerza bajo el chorro del agua y colócalo en posición vertical para que se ventile.

Para prevenir que los virus y bacterias (de la gripe o catarro) se transmitan entre los cepillos, trata de evitar que tu cepillo esté en contacto con otros. Consigue un “cepillero” con orificios para colocar varios cepillos en forma vertical. Es un pequeño detalle que vale la pena tener por la salud de tu familia.

¿Cuándo cambiar mi cepillo dental?

Los profesionales están de acuerdo en que el cepillo de dientes se debe cambiar cada 3 meses. Estudios han demostrado que después de 3 meses de uso regular, un cepillo es menos efectivo para eliminar la placa de los dientes y de las encías, en comparación con un cepillo nuevo. Las cerdas pierden resistencia y por consiguiente efectividad para llegar a las áreas difíciles de alcanzar alrededor de los dientes.

Como decíamos, es importante cambiar el cepillo de dientes después de un resfriado, gripe o infección bucal o de garganta, debido a que los gérmenes pueden esconderse en las cerdas del cepillo y reactivar la infección. Aún si no has estado enfermo, los hongos y bacterias se pueden desarrollar en las cerdas del cepillo, otra razón para cambiar el cepillo regularmente.

¿Cómo proteger mi cepillo cuando viajo?

Un protector plástico puede proteger las cerdas de ser aplastadas o aplanadas dentro de tu equipaje. Sin embargo, después del cepillado, deberás dejar ventilar y secar tu cepillo, para ayudar a reducir la formación de gérmenes. ¡No te quedes solo con el cepillo! Recuerda que el cepillado después de las comidas es la primera medida para tener cuidado de tu salud dental. No dejes de visitar nuestra web para obtener más consejos e información sobre como mejorar tu salud dental fácilmente.

Por otro lado, recuerda que anualmente es necesario realizar una higiene profesional y una revisión para garantizar el buen estado de tu salud dental.

www.galiciadental.com

2018-04-15T19:21:57+00:00 abril 15th, 2018|