/, Salud Bucal/El sarro explica el 90% de los casos de mal aliento

El sarro explica el 90% de los casos de mal aliento

Sarro y mal aliento

La mayor parte de los casos de mal aliento que tratamos en la clínicas dentales de A Coruña, Galicia Dental, están relacionadas con el sarro y la falta de higiene bucodental. Si bien, en los últimos años a este desencadenante se le ha añadido el estrés, que provoca sequedad en la boca generando un incremento del riesgo de aparición de sarro y otras enfermedades bucodentales.

Cuando nos referimos a la importancia de una adecuada higiene bucodental para evitar la aparición de sarro, no solo nos referimos a un correcto cepillado dental, sino también al uso de seda dental, de colutorio y de un limpiador lingual.

¿Cómo evitar la aparición de sarro en la boca?

Además de la higiene bucal, existen otros hábitos diarios que pueden ayudarnos a controlar la aparición de sarro en la boca.

  • Hidratación. Beber abundante agua a lo largo del día es importante para mantener la hidratación del cuerpo, pero también para mantener una boca sana y limpia.
  • Tipo de comida. Hay alimentos que nos ayudan a mantener unos dientes sanos y fuertes, como es el caso de las manzanas, que deben tomarse a mordiscos; pero por el contrario, también hay alimentos, como los azúcares o las comidas pastosas, que si tras su consumo no se sigue una completa higiene bucal favorecen la aparición de sarro y, por tanto, se incrementan las posibilidades de sufrir caries o enfermedad de las encías.
  • Tomar el sol. Tomar el sol con moderación y siempre con protección está indicado para una buena salud debido a que provoca la activación de la vitamina D.  La vitamina D y el calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de la inflamación, síntoma de enfermedades periodontales, por lo que la deficiencia de calcio y vitamina D puede ser un factor de riesgo para las enfermedades periodontales.
  • Control del estrés. El estrés altera la salivación y a menos salivación mayor riesgo de desarrollar sarro. El estrés genera una tensión que provoca dolores de cabeza, contracturas musculares, trastornos del sueño, depresión, ansiedad, hipertensión, problemas estomacales que afectan directamente a la salud bucal. Varios estudios apuntan cómo el estrés favorece la aparición de caries y gingivitis, al descuidarse la higiene bucal, no seguir una dieta sana y equilibrada y no acudir regularmente al dentista. Y todo ello altera la mucosa bucal y la salivación llegando a aparecer aftas bucales. Otra de las manifestaciones del estrés en la salud bucodental es el bruxismo, el nerviosismo, la ansiedad, llevan de forma inconsciente a rechinar los dientes tanto por el día como por la noche, desgastando las piezas dentales, incluso provocando fracturas en algunas y afectando a los músculos responsables del movimiento de los maxilares que se manifiesta con dolores peribucales al levantarse. Sin olvidar que con el estrés se consumen más alcohol y tabaco, dos desencadenantes del cáncer bucal.

Sarro: qué es, tipos, consecuencias y prevención

2016-12-29T13:13:36+00:00 diciembre 28th, 2016|Etiquetas: , , , , , , |