//Las vacaciones también son buenas para la salud bucal

Las vacaciones también son buenas para la salud bucal

Todos los veranos los odontólogos informamos a nuestros pacientes y seguidores en la red de los peligros que la época estival tiene para la salud bucal; pero llega agosto, el mes vacacional por excelencia, y  la boca también nota los beneficios del cambio de aires, del relax.

Aunque es cierto que con la llegada del buen tiempo los hábitos cambian: se come más fuera de casa, se picotea más entre horas, se abusa más de los alimentos poco saludables para los dientes, se practica ejercicio al aire libre incrementándose el riesgo de traumatismos bucales… lo que junto con las altas temperaturas, que facilitan la proliferación de bacterias en la boca provocando un incremento de patologías bucodentales tales como caries, gingivitis, halitosis, hipersensibilidad, hacen que la salud oral se resienta sino se sigue una correcta higiene bucal.

Para que esto no suceda, como recuerdan desde el Consejo General de Dentistas, recordatorio al que nos sumamos desde Galicia Dental, en la maleta nunca puede faltar tu kit de higiene bucodental en el que debe de haber espacio para el cepillo dental, el colutorio, el hilo dental, la pasta de dientes, el limpiador lingual y el fotoprotector labial.

Pero no todo es negativo, al disponer de más tiempo libre el verano es el momento idóneo para adoptar buenos hábitos alimenticios y una dieta sana y equilibrada. Los lácteos y las frutas y verduras, que resultan más apetecibles con el calor y, además nos ayudarán a mantenernos bien hidratados, son alimentos fundamentales en la dieta para lograr una buena salud bucal. Frutas como el plátano y la manzana, la mandarina, la naranja y los pomelos, verduras como las zanahorias, la col y las espinacas presentan una importante cantidad de flúor, calcio y vitaminas A y C necesarias para unos dientes fuertes.

Las vacaciones es tiempo para mimarse, para cuidarse, practicar deporte y ocuparse un poco más de la salud. Es buen momento para acudir a revisión con el dentista o en su defecto para cerrar una cita para cuando sea posible.

El tiempo libre, la falta de obligaciones laborales, el poder olvidarse de los horarios, el sol, hacen que disminuya el nivel de estrés. La angustia, los nervios… son responsables de muchos problemas de salud que afectan a la boca. En etapas de mucha tensión, incluso de forma involuntaria, se aprietan y rechinan los dientes para superar el nerviosismo generando molestias en la mandíbula y que las piezas dentales se desgasten.

Todo el equipo de Galicia Dental os desea una felices vacaciones.

 

 

2017-07-09T23:05:41+00:00 julio 23rd, 2016|Etiquetas: , , , , , , |