/, Ortodoncia, Salud Bucal/¿Por qué nos mordemos la lengua?

¿Por qué nos mordemos la lengua?

La lengua, un órgano vulnerable durante la masticación

Morderse la lengua: ¿por qué nos pasa? ¿A que masticar parece una acción sencilla? La hacemos de forma inconsciente; sin darnos cuenta del movimiento de nuestro dientes, de la lengua, de las mejillas, de los labios… Pero la realidad es que es una acción biológica compleja en la que intervienen múltiples órganos y músculos de forma coordinada. En este proceso, el órgano más vulnerable es la lengua.

 

Los músculos de la mandíbula y la lengua están interconectados por las neuronas motoras, que a su vez son controladas por un grupo diferente de neuronas conocidas como las neuronas premotoras. Por ello, aunque la masticación es una actividad que podemos controlar de forma consciente, cuando dejamos de prestarle atención, estas neuronas se encargan de todo el proceso.

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿por qué nos mordemos la lengua si existe esa coordinación?

Causas de morderse la lengua

  • Masticación desordenadaSabemos que mientras masticamos no debemos hablar o incluso estar realizando otras acciones como por ejemplo leer, ver la televisión… Eso hace que nuestra atención sobre la acción de masticas disminuya y se incremente el riesgo de morderse la lengua. Esto puede ser normal, pero si nos mordermos la lengua demasiadas veces, una masticación descuidada no es la causa.
  • Maloclusión dental. Cuando los dientes no están bien alineados el cerebro actúa de forma automática y busca poner algo entre ellos para cubrir ese espacio. Y ese algo es la lengua, las mejillas o los labios.
  • Trastorno de la Articulación Temporomandibular (ATM). Los trastornos temporomandibulares  afectan principalmente a personas entre los 20 y 40 años de edad, siendo la edad promedio de 34 años, aunque también pueden detectarse en niños. En general, alrededor del 75% de los adultos pueden tener al menos un síntoma anormal asociado con desórdenes de la articulación temporomandibular los cuales pueden provocar una mordida excesiva de la lengua, ya que los patrones habituales para masticar y tragar resultan alterados.

Morderse la lengua puede ser una acción meramente accidenta, sin relevancia alguna, pero si se convierte en algo habitual es necesario acudir a la clínica dental para que el dentista descarte que sea debido a problemas bucodentales. Existen múltiples motivos que pueden explicar una interacción incorrecta entre los dientes superiores e inferiores, el problema que que si no se corrige, el paciente no solo continuará mordiéndose la lengua, sino que también sufrirá dolores y desencadenará diferentes complicaciones..

Desde las clínicas en A Coruña Galicia Dental, te recomendamos que si te muerdes la lengua, o incluso los labios y/o las mejillas, pidas cita con nuestros especialistas para una valoración de tu salud bucal.

2016-12-07T11:33:05+00:00 octubre 28th, 2016|Etiquetas: , |