/, Salud Bucal/Sarro en los dientes: qué es, tipos, consecuencias y prevención

Sarro en los dientes: qué es, tipos, consecuencias y prevención

El sarro en los dientes, uno de los grandes enemigos de la salud bucodental, es la consecuencia de la acumulación de placa bacteriana que se forma con restos de alimentos y las bacterias típicas de la boca. Se deposita sobre los dientes y si este no es eliminado puede provocar enfermedades bucales, como la gingivitis, que pueden llegar a ser graves y ocasionar la pérdida de piezas dentales y, en consecuencia, necesitar un tratamiento con implantes dentales.

Sino se sigue una correcta higiene bucal diaria, la placa bacteriana se queda pegada a los dientes y con el paso del tiempo se produce un proceso de mineralización por el cual se endurece y se convierte en sarro, y este solo puede ser eliminado a través de una limpieza dental profesional.

Sarro en los dientes

Tipos de sarro

El sarro dental se clasifica en función del lugar en el que se va acumulando:

  • Sarro dental supragingival: situado por encima de las encías con lo cual resulta visible. Presenta un color pardo y recubre la base de los dientes alrededor de las encías.
  • Sarro dental subgingival:  se sitúa por debajo de las encías, no resulta visible a simple vista con lo cual es mucho más peligroso para la salud de nuestros dientes. Este tipo de sarro en los dientes por ser difícil de detectar hace que tenga peores consecuencias si no es tratado adecuadamente.

¿Por qué es peligroso tener sarro en los dientes?

Cuando de forma persistente se tiene sarro en los dientes tarde o temprano se acaba sufriendo una inflamación de las encías,  pudiendo llegar a  provocar periodontitis y pérdida de piezas dentales.

¿Cómo prevenir la aparición de sarro?

El mejor tratamiento es una adecuada prevención, que pasa por la realización de una correcta higiene bucodental y de revisiones periódicas.

En las clínicas de Galicia Dental de A Coruña siempre recordamos a nuestros pacientes las pautas para realizar una correcta higiene bucodental y evitar problemas orales que requieran tratamientos más complicados y costosos.