Un 40% de la población ronca. Entre los menores de 30 años un 10% de hombres y un 5% de mujeres lo hacen; y entre los mayores de 60 años un 60% de hombres y un 40% de mujeres. Además un 4% padece apnea obstructiva.

Cuando nos relajamos y nos dormimos la lengua cae hacia la parte posterior de la garganta y bloquea la faringe. Si la parte posterior de la lengua entra en contacto con el paladar blando y la campanilla es en ese momento cuando se produce el ronquido.

La persona que protagoniza los ronquidos no descansa adecuadamente (lo que puede provocar signos tales como la fatiga y la pérdida de concentración) y además tampoco permite que lo haga la que duerme a su lado. Esto puede causar desavenencias en la pareja debido al cansancio y la irritabilidad asociados a la falta de descanso.

En Galicia Dental queremos ayudarte con una solución innovadora, sencilla y eficaz: nuestro dispositivo antirronquido, un tratamiento médico con un alto índice de efectividad que se basa en un sencillo mecanismo; una férula de plástico que desplaza la mandíbula hacia adelante permitiendo que las vías respiratorias permanezcan abiertas.

Durante el sueño, las vías respiratorias se estrechan a causa del relajamiento de la lengua y la faringe, minimizando la entrada de aire y provocando el ronquido.

El hecho de roncar es un síntoma de que algo va mal, es el signo de que el aire no pasa con normalidad por la garganta y quizás de que padezcamos un cierto grado de apnea.

¿No descansas por los ronquidos? ¿Tienes sobrepeso? ¿Te levantas cansado y con dolor de cabeza? ¿Tienes somnolencia diurna o mientras conduces? ¿Padeces hipertensión y tomas medicamentos para controlarla?

Si padeces alguno de los siguientes síntomas puede ser el momento de hacerte un estudio del sueño:

–  Pausas respiratorias.

–  Sueño “no reparador”.

–  Sueño durante el día.

–  Irritabilidad.

–  Dolor de cabeza al despertar (localizado en la sien).

–  Fallas en atención o memoria.

–  Múltiples micciones en la noche.

–  Despertar frecuente con boca seca.

–  Sudoración nocturna.

Esta sencilla pero efectiva férula de plástico, puesta solo por la noche, soluciona el problema de los ronquidos sin operaciones ni terapias largas.

Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

–  Dejar de roncar de forma permanente.

–  Tratar la apnea del sueño.

–  Dormir mejor y tener un verdadero sueño reparador.

–  Recobrar la vitalidad y sentirse menos fatigado.

–  Mejor calidad de vida.

La apnea produce problemas serios en función de su grado: cansancio durante el día que puede provocar accidentes o fallas laborales, fatiga crónica, irritabilidad, síntomas depresivos, alteración de la concentración, problemas circulatorios, hipertensión arterial… pudiendo incluso llegar a provocar un infarto y reduciendo la esperanza de vida.

Las personas que padecen el síndrome de apnea tienen así más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares ya que el corazón, debido a la falta de oxígeno en sangre, tiene que hacer un trabajo mayor. También están más expuestos a desarrollar sobrepeso, diabetes, hipertensión arterial, accidentes vasculares cerebrales…